¿Qué está pasando en Perú?: Cómo la reforma policial se tomó el debate

, , ,

El 9 de noviembre, el Congreso peruano decidió por 105 votos a favor y 19 en contra que Martín Vizcarra no estaba capacitado para seguir ejerciendo como presidente de la República debido a supuestos casos de corrupción y sobornos. A falta de cinco meses para completar su período, en medio de disturbios sociales y críticas al actuar policial, el mandatario fue destituido. Recordemos que el enfrentamiento entre los poderes legislativo (parlamento) y ejecutivo (presidente) se viene desarrollando hace algunos años.

Contexto de la inestabilidad política

Foto del Congreso peruano ubicado en el centro histórico de Lima, por AFP.

 

 

Perú, al igual que la mayoría de los países de la región, se rige bajo el modelo presidencialista. Sin embargo, la Constitución de 1993 (cuyos orígenes se remontan a 1839), permite al Congreso declarar la vacancia del Jefe de Estado por permanente incapacidad moral. Como el Congreso peruano es unicameral, la decisión tomada no necesita ser ratificada por el Senado, como ocurre en Chile.

Pedro Pablo Kuczynski ganó en las elecciones de 2016, y se desempeñó en su cargo hasta su renuncia en 2018. El antecesor de Vizcarra había dimitido por la presión del parlamento, que también apuntó a la incapacidad moral del presidente, debido a su participación en el caso Odebrecht, entre otras cosas. Vizcarra, en calidad de vicepresidente, asume el mando de la República en marzo de 2018, mientras que el último presidente peruano elegido en las urnas cumple con una orden de arresto domiciliario desde abril de 2019.

En septiembre de 2019, Martín Vizcarra anunció la disolución del Congreso, acusando ingobernabilidad y falta de confianza. De esta manera se convocaron elecciones parlamentarias para enero de 2020. De los 130 parlamentarios escogidos, 68 están siendo investigados por una variedad de delitos, que van desde soborno hasta homicidio.

Por presuntos actos de corrupción de Martín Alberto Vizcarra cuando era Gobernador Regional de Moquegua, el parlamento aprobó con mayoría absoluta el segundo proceso de vacancia presidencial contra él por incapacidad moral. Moción que se hizo efectiva el 9 de noviembre de 2020.

Comienzo del “estallido peruano”

Foto de una de las manifestaciones de noviembre, REUTERS

Un día después de la destitución de Vizcarra, asumió como mandatario el presidente del Congreso, Manuel Merino. Esta situación fue interpretada por el pueblo peruano como un atentado a la democracia, por algunos incluso, como un golpe de Estado, lo que trajo consigo una ola de protestas a lo largo del país. Los manifestantes, en su mayoría, no eran seguidores acérrimos de Vizcarra, pero sí estaban en contra de la inestabilidad política generada por el legislativo. Los hashtags #MerinoNoEsMiPresidente y #MerinoNoMeRepresenta fueron la consigna de la movilización.

Parecido a lo que ocurrió en Chile, las protestas se hicieron cada vez más multitudinarias. Los enfrentamientos entre ciudadanía y policía tomaron fuerza siendo cada vez más violentos, lo que terminó con la muerte de los manifestantes Inti Sotelo (24) y Brian Pintado (22) tras disparos de la Policía Nacional. Luego una semana de disturbios y acusaciones de violaciones a los derechos humanos, Merino renunció.

El debate de la reforma policial

Policías peruanos combaten la crisis política y sanitaria, foto extraída de elreporte.com

Francisco Sagasti fue elegido presidente del Congreso y asumió como presidente interino de la República. Una de sus primeras acciones fue anunciar una reforma policial. “He adoptado la decisión de designar como nuevo comandante de la policía, al general César Augusto Cervantes”, anunció Sagasti en un mensaje al país por televisión, seis días después de asumir el poder.

Siguiendo con las reformas, el ministro del Interior, Rubén Vargas, anunció que 18 generales de la policía “van a pasar a situación de retiro y afrontarán investigaciones desde esa posición”. Se definió además una comisión para la modernización de la Policía Nacional Peruana (PNP).

El jefe de Estado dio un mensaje de apoyo a las fuerzas de seguridad. “A los miembros de nuestra Policía Nacional del Perú, quiero decirles que nuestra institución policial es fundamental para garantizar la defensa de la democracia. Por ello, es urgente renovar el compromiso de brindar seguridad y protección a los peruanos y peruanas”.

En abril de 2021 se celebrarán elecciones generales para elegir al presidente de la República, dos vicepresidentes, y 130 congresistas, que asumirán en julio de ese mismo año.

Fuentes: BBC Mundo, La Tercera, Perú Hoy, El Mostrador.

Equipo de comunicación de Smart Partners.

El modelo de reforma policial inglés – Resumen del proceso que vivieron

, , ,

En 2011, tras la muerte de una persona afroamericana a manos de la policía, existieron manifestaciones y disturbios que empezaron en Londres y se expandieron a lo largo del país británico. El 86% de los encuestados en una investigación de la Escuela de Economía de Londres dijo que la actividad policial era una de las grandes razones de su malestar. A partir de esta situación, la reforma policial se tomó la agenda.

Policía de Londres en manifestaciones tras el asesinato de George Floyd. Derechos de autor para Matt Dunham/Copyright 2020 The Associated Press.

El 6 de agosto de 2011, un grupo de manifestantes realizó una protesta frente a una comisaría en el barrio de Tottenham, al norte de Londres, reclamando que un policía había estado envuelto en un crimen racista. La protesta se expandió y comenzaron los disturbios en distintos lugares de Inglaterra. Para superar esta crisis se apresuró un proyecto de ley que proponía reformas a la policía.

El proyecto fue rápidamente aprobado y así se creó el puesto de comisionado. El comisionado es un civil elegido por votaciones y los jefes de policía tienen que responderle a él. Sumado a lo anterior, se creó un panel de expertos que propuso algunos cambios con el objetivo de evitar que se gestara de nuevo el malestar social. Dicho equipo enfatizó en la necesidad de aumentar la confianza en la policía.

Barak Ariel, académico especialista en el área de criminología de la Universidad de Cambridge dice que “la solución es que ambas partes se sienten a conversar, y que se asuman los errores del pasado”. Las investigaciones del psicólogo plantean que los oficiales no deberían portar armas y revelan que gracias a la ayuda de cámaras corporales se redujeron entre 80% y 90% las denuncias de abuso policial.

Haz click aquí si quieres ver esta investigación que el académico realizó con cámaras corporales Axon (En inglés).

El doctor en criminología destaca el proceso inglés como un exitoso caso de reforma externa, ya que en ese país existe una institución externa que regula a la policía. Esta organización cumple el rol de mediador entre ciudadanía y fuerza policial, aumentando el compromiso con las comunidades.

Puedes revisar los detalles de la entrevista completa en la fuente original.

Fuentes: La Tercera, Las Últimas Noticias